Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

Ok Más info

957 249 199
noviembre 27, 2018

¿CUÁNTO TE PAGAN POR RENUNCIAR A TUS SUEÑOS?

Muchos de los trabajadores conocen la sensación de estar atrapados en un trabajo repetitivo, alienador y desmotivante. Viendo pasar el tiempo. Pero no pueden dejarlo, ya que ayuda a pagar las facturas, aunque no le hará feliz.

El significado de la tarea diaria, que tenga sentido para el trabajador y reconocimiento por parte de los demás, es más importante que el dinero.

Un nuevo estudio pone de manifiesto que la mayoría de los trabajadores estarían dispuestos a ganar menos dinero, a cambio de realizar un trabajo más significativo y con más sentido, ocupando un papel subsidiario el salario económico en todas las encuestas de satisfacción de trabajadores.

El clima laboral, el sentido de tu trabajo, el ambiente, los compañeros, etc., tienen más importancia a la hora de retener un trabajador o aumentar su productividad.

Los investigadores de la Universidad de Harvard preguntaron a 2285 trabajadores de 26 sectores, con todas las variedades de salarios, en todas las zonas de EEUU y compañías de todos los tamaños, encontrándose con que 9 de cada 10 empleados estaban dispuestos a cambiar un porcentaje de su salario de toda su vida, y ello, por tener un trabajo con propósito, con más significado.

¿Cuánto dinero? Exactamente estaban dispuestos a renunciar al 23% de las ganancias de toda su vida. Muchísimo dinero.

Según este estudio, cosas tan sencillas como fomentar un buen clima laboral, que el trabajo de los empleados tenga un reconocimiento adecuado por sus superiores, etc., tendría un aumento de la productividad de 9.078 € adicionales por trabajador y año, más los beneficios intangibles, como son los de retener experiencia y talento en tu empresa, provocando que existiría un 69% menos de planeamiento al abandono de trabajadores de la empresa.

La inmensa mayoría de trabajadores considera que sus labores son muy poco significativas, y solo 1 de cada 20 se sienten realizados.

¿Estamos dejando en barbecho un buen campo de cultivo? Basta con crear una cultura empresarial fuerte, un sentimiento de apoyo, de propósito compartido, en definitiva, un sentimiento de pertenencia a la comunidad.

El hecho de hacer partícipes a los empleados de la creación del proceso productivo, hace más feliz y mejora el proceso, incrementando notablemente la productividad.

Y esto es muy muy barato. Mientras tanto, sé feliz

 

José Antonio Caballero

Ingeniero Consultor

EQ Abogados y Consultores