Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

Ok Más info

957 249 199
EJEMPLO PARA LA ESTIMACIÓN DEL UMBRAL DE RENTABILIDAD diciembre 15, 2016

EJEMPLO PARA LA ESTIMACIÓN DEL UMBRAL DE RENTABILIDAD

Para calcular el punto muerto de una empresa se necesitan conocer los volúmenes de gastos recurrentes y proporcionales ¿Cómo se pueden estimar?

Según el artículo anterior, se clasificaban los gastos en recurrentes, en proporcionales y en “semi”. Igualmente, para reclasificar los gastos “semi” dentro de recurrentes y proporcionales, se asignaban valores numéricos entre 0 y 1 para estos gastos. Esto nos permitía simplificar la tipología de gastos, así como el cálculo.

Realicemos un sencillo ejemplo aplicable a cualquier empresa.

Supongamos un comercio de muebles que al finalizar el ejercicio ha vendido 500.000 euros. Supongamos que posee los siguientes gastos anuales, con sus coeficientes asignados

GASTO IMPORTE VALOR
Aprovisionamientos 150000 0
Arrendamientos y alquileres 12.000€ 1
Reparaciones y mantenimiento 2.000 0,5
Servicios profesionales 4.000 1
Transportes 5.000 0
Primas de seguros 3.000 1
Servicios bancarios 1.500 0,5
Publicidad y propaganda 6.000 1
Suministros 14.000 0,75
Servicios exteriores 8.500 0,75
Impuestos y tributos 5.500 1
Sueldos y salarios 220.000 1
Cuotas de préstamos 18.000 1
Intereses por anticipos 36.000 0
Otros gastos financieros 500 0,5
TOTAL 486.000€

Para estimar el volumen de gastos recurrentes del ejercicio bastaría con multiplicar la cuantía de cada gasto por el valor de su coeficiente, mientras que los gastos proporcionales se obtendrían de restar al total del gasto, el recurrente. Así se obtiene la siguiente tabla:Suponemos que el mantenimiento y las reparaciones toman el valor de 0,5, al igual que los servicios bancarios y otros gastos financieros. Sin embargo, en el caso de suministros y servicios exteriores se estima que tienen una mayor componente recurrente. Por último los empleados de la empresa están contratados independientemente de que la empresa tenga más o menos ventas, por lo que sería un gasto recurrente.

GASTO RECURRENTES PROPORCIONALES
Aprovisionamientos 0€ 150.000€
Arrendamientos y alquileres 12.000€ 0€
Reparaciones y mantenimiento 1.000€ 1.000€
Servicios profesionales 4.000€ 0€
Transportes 0€ 5.000€
Primas de seguros 3.000€ 0€
Servicios bancarios 750€ 750€
Publicidad y propaganda 6.000€ 0€
Suministros 10.500€ 3.500€
Servicios exteriores 6.375€ 2.125€
Impuestos y tributos 5.500€ 0€
Sueldos y salarios 220.000€ 0€
Cuotas de préstamos 18.000€ 0€
Intereses por anticipos 0€ 36.000€
Otros gastos financieros 250€ 250€
TOTAL 287.375€ 198.625€

En el caso de que todos los coeficientes hubiesen adoptado valores de 0,25 (más próximos a la proporcionalidad), el volumen de gastos recurrentes hubiese ascendido a 275.000 euros (el 57% recurrentes), mientras que si se hubiese adoptado como valor del coeficiente 0,75, el volumen de gastos recurrentes hubiese ascendido a 288.000 (igualmente el 59% recurrentes).Es decir, en el ejemplo anterior, aproximadamente el 59% de los gastos son recurrentes. Pero…, ¿Qué hubiese ocurrido si variasen los valores del coeficiente para los gastos “semi”?

Como puede observarse, el error que se introduce es pequeño y en cualquier caso, asumible por una empresa para estimar el volumen de gastos recurrentes y proporcionales.

Ahora ya solo queda calcular el umbral de rentabilidad para el ejemplo expuesto. Así que aplicando la fórmula:

U.R. = Gastos Fijos / (1- Gastos Variables/Ventas)

Sustituyendo los anteriores valores:

U.R. = 287.375 € / (1- 198.625/500.000) = 476.773 euros

Es decir, la empresa con la estructura de gastos dada, habría alcanzado el punto de equilibrio al facturar los 477.000 euros. Este hecho está íntimamente relacionado con la consideración del “Black Friday”, que sería la fecha en la que las ventas de la empresa ya alcanzan el umbral de rentabilidad, pasando de los números rojos a los números positivos (o negros). Así, el umbral de rentabilidad también puede expresarse en días, con tan solo relacionarlo con los días que tiene un año:

476.773 € * 365 días / 500.000 € = 348 días

Adicionalmente, podría haberse obtenido la relación entre gastos variables y ventas, con tan solo calcular la fracción (198.625 / 500.000), lo que hubiese arrojado una proporción del 39,73%, o dicho de otro modo, por cada 100 euros de ventas, 39,73 estarían destinados al pago de gastos proporcionales, y el resto a cubrir los gastos recurrentes.

En el siguiente artículo, y partiendo de este ejemplo, se estimará un “presupuesto” para el umbral de rentabilidad, es decir, qué ventas necesitaría la empresa para el siguiente año, con la estimación de gastos prevista.

Sed Felices

Jose Antonio Caballero Ruiz