Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

Ok Más info

957 249 199
He sido víctima de una negligencia dental ¿Cómo puedo reclamar? noviembre 24, 2017

He sido víctima de una negligencia dental ¿Cómo puedo reclamar?

Según el Colegio Oficial de Odontólogos, las reclamaciones dentales han aumentado un 30% en los últimos cinco años. A éstas, habría que sumar las que se presentan directamente ante las oficinas del consumidor y las propias clínicas. Según estos datos, este año podría haber más de 20.000 reclamaciones en el ámbito dental.

Las cadenas dentales representan un 6% del total de clínicas, sin embargo es llamativo que siendo aún una minoría dentro del sector, reciban más del 70% de las reclamaciones. Básicamente este aluvión de reclamaciones se debe a que las cadenas dentales atienden entre el doble y el triple de pacientes que las clínicas tradicionales.

El 70% de las reclamaciones que se presentan son por motivos clínicos. Dentro de las reclamaciones por tratamientos clínicos, los implantes representan el 30%. Le siguen los tratamientos con prótesisortodonciasendodoncias, odontología conservadora y cirugía.

Muchos de los casos pueden tratarse de “negligencias”. Además, hay que tener en cuenta que éstas suelen conllevar consecuencias físicas, psicológicas y económicas para los pacientes afectados. Desde un punto de vista médico, se puede producir desde un agravamiento de la enfermedad preexistente a lesiones permanentes.

¿Qué es una negligencia dental?

 La Negligencia Dental o Mala Praxis Dental se da cuando un profesional del ámbito de la odontología no sigue los protocolos o estándares exigibles, causando daños físicos y/o morales en el paciente.

Es decir no se actúa con diligencia por la Lex Artis Médica, en cualquiera de las fases clínicas o quirúrgicas:

Exploración

  • Diagnóstico
  • Pronóstico
  • Tratamiento

Son casos de negligencia dental:

Aplicación de un tratamiento inapropiado. Por ejemplo, cuando te hacen un implante dental y tienes una mandíbula frágil.

  • Uso de técnicas inadecuadas. El dentista está obligado a proporcionarte toda la información acerca de las diferentes técnicas que se pueden aplicar en un tratamiento. También debe informarte acerca de las ventajas y los riesgos. Si utiliza técnicas inadecuadas y como consecuencias te produce lesiones estás en posición de reclamar.
  • Falta de cualificación profesional. También puedes reclamar si la persona que te atiende no tiene la cualificación para hacerlo. Es el caso de una persona que se hace pasar por odontólogo o por odontólogo especialista en determinados tratamientos, así como aquel que no tiene la suficiente experiencia para aplicarte el tratamiento concreto que has elegido.
  • No seguir correctamente el tratamiento. El dentista tiene que planificar un seguimiento del tratamiento. Así podrá comprobar su correcta evolución. Si no lo hace y como consecuencia el tratamiento no funciona correctamente, puedes reclamar.
  • No tener en cuenta tu historial clínico.
  • Si te han extraído mal un diente o si te han extraído alguno sin que fuera necesario.
  • Cuando has perdido una pieza dental porque te la han restaurado mal.
  • Errores al suministrar la anestesia que dan lugar a que tengas lesiones o incluso al fallecimiento.
  • También se puede reclamar si no te han sabido diagnosticar.

 ¿Qué procedimiento hay que seguir?

En primer lugar, es recomendable presentar una queja ante la propia clínica, mediante una hoja de reclamaciones. Ya en este mismo momento, debemos acudir a un profesional que será quien confeccione adecuadamente dicha reclamación y siga su tramitación.

El siguiente paso sería la realización de un informe por un perito especializado, normalmente un dentista, que establezca el daño causado, así como los errores en que ha incurrido el anterior profesional. Si al llegar a este punto ya tienes abogado, éste podrá recomendarte un perito de confianza o si lo prefieres, podrás tu designar al que desees.

En tercer lugar, habitualmente se interpone una queja ante el Colegio de Dentistas de la provincia donde se ha recibido el tratamiento, es decir, donde se encuentra la clínica dental reclamada o el profesional objeto de queja. Lo ideal es que este escrito sea también realizado por el abogado a quien vamos a confiar el asunto, ya que sabrá encaminar la reclamación a la satisfacción de los intereses del cliente.

A continuación, se presenta la correspondiente demanda judicial y a partir de ahí el proceso puede finalizar mediante un acuerdo o a través de una sentencia. Hay que tener en cuenta que el plazo para interponer la demanda en estos casos es de UN AÑO desde que se produjo que la estabilización de las secuelas, por lo que es conveniente iniciar cuanto antes el proceso.

Este tipo de procedimientos suelen ser largos y tediosos. Por eso nuestro consejo es que si tienes que presentar una reclamación lo hagas de la mano de un experto.

 

Elena Herrera

EQ Abogados