Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

Ok Más info

957 249 199
julio 11, 2018

¿QUÉ ES UN PRODUCTO MÍNIMO VIABLE?

Este artículo definirá el término de “Producto Mínimo Viable” o MVP. Es un acrónimo anglosajón de la expresión Mínimum Viable Product y proviene del mundo de las Startups de Silicon Valley. Fue acuñado por Eric Ries y popularizado a través de su libro “The Lean Startup”. Debería de ser de lectura obligada para cualquier emprendedor.

Pero ¿se sabe a qué hace referencia? Pues es sencillo y complejo al mismo tiempo. Lo importante es conocer la filosofía de su definición. Lo que puede encontrarse en la metodología del emprendimiento “Lean Startup”.

¿Y qué representa esta metodología? En pocas palabras sería algo como “si has de equivocarte, hazlo rápido y barato”. Antes de embarcarte en un proyecto, trata de verificar que dicho proyecto tenga posibilidades, pero con el menor coste posible.

Esta afirmación puede hacerse extensiva a cualquier aspecto de la vida. Hay que correr el menor riesgo posible. Además, esta metodología puede ser aplicada a cualquier sector. Bien sea de las nuevas tecnologías, de la innovación o bien de sectores tradicionales.

A más, es la única forma en la que se puede garantizar la innovación, la creatividad, el desarrollo, etc. En general en el mundo de la empresa, por muy tradicional que esta sea.

Pero ¿Entonces qué es el producto mínimo viable? Pues será aquel que permita recolectar la información necesaria para valorar la viabilidad del negocio. Pero con el menor de los costes posibles, permitiendo además la valoración por parte de los clientes o usuarios finales. También, este producto mínimo viable permitirá también valorar el modelo de negocio. Frecuentemente las empresas consideran que pueden obtener ingresos a través de una determinada vía. Pero tras analizar el MVP, observan que el modelo de ingresos es distinto.

Son demasiados los casos en los que una empresa se lanza al vacío. Y lo hacen invirtiendo grandes cantidades de dinero y sin una cierta garantía de éxito. Suele decirse que de los cobardes no se ha escrito nada. Y quizás sea porque son conservadores. Miden bien sus movimientos, y tratan de eliminar el riesgo y la incertidumbre. Pero claro está, algunos emprendedores creen que emprender lleva inherente el riesgo, el vivir al límite. Y no ha de ser así.

Así que, si has de emprender, has de hacerlo rápido y económico

Por lo demás…, sé feliz

José Antonio Caballero