Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

Ok Más info

957 249 199
SPAIN IS DIFFERENT. UN PAÍS DE SOL Y PLAYA…, PERO DIGITALES febrero 01, 2018

SPAIN IS DIFFERENT. UN PAÍS DE SOL Y PLAYA…, PERO DIGITALES

El apotegma de que “África empezaba al cruzar los Pirineos” ya está superado. En España no se pueden cazar leones ni hay elefantes. En España tampoco vamos vestidos de “Flamenco”. “Spain is different” un eslogan empleado para cambiar la percepción de España en otros países, sirvió para traer al “primer mundo” a este viejo país. Pero este eslogan continúa siendo actual, ya que se ha sabido conjuntar su riqueza cultural y patrimonial con la modernidad.

Por aquí han pasado muchos pueblos, y todos han dejado algo. Los íberos (tartesos y celtas entre otros muchos) comerciaron con fenicios y con griegos, pelearon contra y a favor de cartagineses y romanos, siendo “civilizados” por estos últimos (nuestra legislación tiene como base el derecho romano). El hueco que dejaron en su caída fue cubierto por pueblos germánicos (vándalos y suevos) venidos desde territorios actuales de Alemania y Polonia, y que conformarían el pueblo visigodo. Tras un breve período de visigodos, serían los árabes los últimos que invadieran la península, desplazando a los visigodos, que volverían a recuperarla lenta pero inexorablemente, pero ya como cristianos.

4 milenios de mezclas han definido y marcado este territorio, sus gentes y su riqueza en tradiciones, patrimonio y cultura. España continúa absorbiendo población de todo el mundo, ahora de forma más pacífica, recogiendo por ejemplo ciudadanos de países del norte de Europa, y permitiéndoles una vida más placentera con nuestro clima benigno, lo que nos permite proseguir con nuestro mestizaje y mantener una mente abierta al cambio y a la integración con lo nuevo.

Toda nuestra historia ha propiciado una facilidad para adaptarnos al cambio, prueba de lo cual son los rápidos cambios que se están produciendo en lo tecnológico, y más concretamente en el TI, o “tecnologías de la información”. España “bulle” en estos momentos. Es rara la ciudad en la que no hay viveros de emprendedores, auspiciados por aceleradoras tecnológicas o por Business Angels. Es rara la multinacional que no cuenta con equipos de profesionales empleándose a fondo para encontrar Start Ups en las que invertir, pero al mismo tiempo creando Spin Offs. Igualmente es frecuente encontrar proyectos dentro de las universidades españolas para la innovación tecnológica de forma conjunta con la empresa privada. Y todo ello fomentado por una cultura capaz de fomentar la innovación que nos viene desde Europa, desde España y desde los propios gobiernos regionales y locales.

Los principales centros de fomento para la Tecnología de la Información son Madrid y Barcelona, y en menor medida ciudades como Sevilla, Málaga, Valencia, Bilbao… Mucho de ello ha tenido que ver con la presencia de multinacionales y grandes empresas en estos lugares. Han aparecido muchas aceleradoras tecnológicas, auspiciadas por entidades financieras y corporaciones, siendo apoyadas por empresas y organismos públicos. Ejemplos de estas son: SEEDROCKET, WAYRA, LANZADERA, CONECTOR, PLUG AND PLAY, BBOOSTER O THE FOUNDER INSTITUTE. Cada una se ha especializado en sectores y en distintos estados de desarrollo de los proyectos que se pesentan.

Igualmente, todas las entidades financieras se han dado prisa a conformar sus propios Fondos de Inversión, dotados con importes destacados. Pero también lo han hecho las grandes empresas españolas, business angels o familias relevantes y reconocidas. Algunos, de los muchos ejemplos existentes pueden ser los siguientes: Cabiedes & Partners, Caixa Capital Risk, Fundación Innovación Bankinter, Axon Partners Group, Nauta Capital, Fundación Entrecanales, Kibo, Bonsai Venture Capital, Valencia Angels Capital, Everis Initiatives, etc. Como es natural, suelen especializarse por sectores, pero fundamentalmente de acuerdo al volumen de la ronda de inversión precisada por el proyecto.

Pero también confluyen para ayudar a las Start Ups y empresas tecnológicas las propias empresas y organismos públicos, quienes ayudan a financiar dichos proyectos, en sus distintos formatos. En este sentido son muchas las ayudas que una empresa puede recibir al invertir en proyectos de tecnología e innovadores. Para ello, se han creado préstamos participativos e instrumentos públicos como son: FOND-ICO, ENISA, CDTI o RED.ES a nivel estatal, pero que a nivel regional existen otros como por ejemplo las creadas por la AGENCIA IDEA andaluza, y otras homólogas de otras comunidades, etc. Cada comunidad autónoma ha generado sus propias líneas de ayuda, que vienen a reforzar las que se consigan por otras vías. Es necesario indicar que, dependiendo de la ayuda, estas pueden ser a fondo perdido o bien en forma de préstamos participativos.

Ya concretando, el mercado de las Tecnologías de la Información en España creció, en 2016, un 3,3%, respecto al año anterior, alcanzando los 23.441 millones de euros. En lo que respecta al empleo, el dato también es positivo con un aumento en la contratación de un 2,8% (fuente: AMETIC). Y la previsión es la de mantener dicho crecimiento para este 2017.

A destacar los “Servicios TI” que aumentan un 5,2%, hasta los 15.963 M€ de facturación; el “Software”, por su parte, crece un 3,6% con una facturación de 3.099 M€. La nota negativa la pone el segmento de los equipos “Hardware” cuyas ventas descendieron un 3,4%, con una facturación que baja hasta los 4.379 M€.

Cabe resaltar que estamos ante el tercer año consecutivo que el Sector de las TI en su conjunto arroja resultados positivos. Si bien, el volumen de mercado se sitúa en cifras similares a las que ya se alcanzaban en el año 2010, pero por debajo de las del año 2008.

No obstante, al analizar las cifras es importante tener en cuenta el carácter anti inflacionista del Sector de las TI, no solo debido a la evolución a la baja año tras año del precio de los productos y servicios TI, sino también por el continuo aumento de prestaciones y capacidades de las nuevas versiones tecnológicas que van apareciendo. Con carácter general, los procesos de transformación digital en el ámbito de las empresas han sido los principales responsables del aumento de la actividad TI, y muy especialmente la de los “Servicios TI”. En un análisis por sectores, han destacado por su mayor crecimiento de su inversión en TI durante 2016 la industria, la banca y el sector asegurador. Pero el proceso está impregnando capilarmente todos los sectores empresariales españoles, y a todos los niveles de empresas, llegando hasta el nivel del autónomo.

Pero, ¿cómo se traslada eso a nivel laboral? De acuerdo a los datos ofrecidos por Ametic, el sector tecnológico da trabajo en nuestro país a más de 204.500 personas de forma directa, un 2,8% más que en 2015 y muy por encima de los 192.000 empleados registrados en 2012, el peor año de la crisis económica. De manera indirecta, la patronal estima otros 620.000 trabajadores, sumando más de 800.000 personas que viven gracias a las TI en España, con puestos “de más calidad y estabilidad que el resto del tejido empresarial”. Sin embargo, el ámbito laboral no está exento de sus propios retos: “hacen falta expertos en Big Data y científicos de datos pero el sector no dispone de una estrategia de base para desarrollar estos perfiles, con lo que al final son las empresas las que tienen que reciclar internamente a sus trabajadores e incluso formar a los recién graduados”.

Y esto es solo el principio. Personalmente me encuentro desarrollando varios proyectos tecnológicos, en mayor o menor medida relacionados con las Tecnologías de la Información, y en la creencia de que estamos sufriendo una nueva revolución, que va a marcar las próximas décadas, si no siglos, de la humanidad, reto para el que se ha de estar preparado, ya que está todo aún por hacer, y como siempre, España continúa siendo un territorio de oportunidades.

Mientras tanto, sed felices.

José Antonio Caballero Ruiz